04/11/2006

UNA OPORTUNIDAD HISTÓRICA

Al abrir sus puertas esta Tercera Exposición Internacional de la Industria Gráfica y sus Proveedores nos transmite la reconfortante visión de un sector que está produciendo, integrado por plantas industriales y firmas proveedoras con la definida meta de ser protagonistas, firmemente convencidas de que la tecnología de avanzada y la capacitación de nuestra gente son las herramientas imprescindibles para alcanzar el objetivo.

Mensaje del presidente de FAIGA, Fernando Leiro, en la inauguración de ARGENTINA GRÁFICA 2006

Al abrir sus puertas esta Tercera Exposición Internacional de la Industria Gráfica y sus Proveedores nos transmite la reconfortante visión de un sector que está produciendo, integrado por plantas industriales y firmas proveedoras con la definida meta de ser protagonistas, firmemente convencidas de que la tecnología de avanzada y la capacitación de nuestra gente son las herramientas imprescindibles para alcanzar el objetivo.

Es inevitable en esta inauguración, sin embargo, que surja el recuerdo de la anterior ARGENTINA GRÁFICA, allá por 2003. Realizarla fue casi una epopeya, un acto de fe en nuestra actividad, en nuestro país. En 2003, el país recién estaba saliendo de la peor crisis económica y social de su historia, en la cual la desocupación y la destrucción de empresas nos pusieron al borde de una guerra civil.

Los frutos de aquella decisión, que asumo, me animo a calificar de heroica, de organizar esa exposición, en esos momentos, para promover la reactivación de nuestras empresas, los estamos viendo hoy, en nuestros tiempos.

Argentina muestra índices que llaman la atención del resto del mundo: De 2003 a 2006 la tasa de crecimiento promedio del PBI fue del 9% anual. Desde la crisis recuperamos un 44% de caída de PBI, el cual ahora está 17,6% por sobre el record histórico anterior que fue en 1998 antes de la gran depresión 99/2002. Las exportaciones se incrementaron entre 2002 y 2004 un 41 %. El PBI industrial entre 2003 y 2004 creció el 30,3%. Y por cuarto año consecutivo tendremos superávit fiscal nacional. Esto es un récord histórico absoluto para una sociedad acostumbrada a la insolvencia fiscal crónica.

Dentro de ese cuadro económico, en el 2002 casi la mitad del parque de nuestra industria estaba inactivo, las máquinas paradas. El volumen físico de producción de bienes gráficos ahora se incrementó el 67,9 %, mientras que el promedio de ese rubro para toda la industria aumentó en un 55,78%.

Debemos remontarnos a más de cien años para recordar un período de 50 meses de crecimiento ininterrumpido. Estas cifras y muchísimas más que podríamos dar, las deberíamos tener presente permanentemente para no dejar que nos vuelvan a engañar más con una moneda falsamente sobrevaluada, sostenida con endeudamiento externo y defendida por los gurúes económicos que nos decían que, de esa manera, con importaciones que ingresaban indiscriminadamente deteníamos la inflación. Espero que esa experiencia quede en el recuerdo para que nunca más volvamos a tener más de la mitad de nuestra gente bajo la línea de pobreza.

Quienes me conocen, desde hace unos cuantos años y trabajan eventualmente conmigo, saben que tengo dos motivos casi excluyentes para justificar mi andar gremial empresario. El primero es la capacitación. El formidable trabajo que se hace en Fundación Gutenberg está vastamente reconocido y estamos sacando gente con salida laboral super-asegurada desde el primer año, porque no hay gente disponible. El segundo motivo que más me preocupa es trabajar propiciando la apertura de mercados. En este punto quiero hacer un gran reconocimiento al trabajo de nuestro amigo Juan Carlos Sacco desde CONLATINGRAF. Tenemos que crecer en las exportaciones y aprovechar esta oportunidad excepcional que se nos presenta, a partir de un presidente que defiende políticas industriales y un secretario de industria como Miguel Peirano a nivel nacional, y una ministra de la producción que como ella mismo dice “desata nudos todos los días”, como Débora Giorgi en la Prov. De Bs. As.. Toda gente que conoce la industria, que conoce que los industriales y que las puertas de sus despachos están permanentemente abiertas y a disposición de todos nosotros. Hoy tenemos la oportunidad de trabajar en serio, con gente en serio, que conocemos desde hace muchos años y saben lo que sufrió la industria y que no debemos dejar pasar esta oportunidad. Creo que entre todos los argentinos tenemos que empujarnos, tenemos que llegar a cumplir el desafío que asumimos la semana pasada en Córdoba, lanzado por el presidente de la UIA, HM, de fijarnos una meta a 10 años, en 2016, de fijarnos un crecimiento ininterrumpido con exportaciones que lleguen a los 100 mil millones de dólares, con una fuerte participación de las exportaciones de origen industrial. Sabemos que no será fácil, pero esta vez como nunca tenemos que aprovechar la oportunidad.

Quisiera expresar especial agradecimiento a nuestros expositores, nuestros proveedores de todos los días que, cuando empiecen a recorrer la feria, se van a sorprender de la calidad de los stands, de la jerarquía de la tecnología que han traído. A todos los expositores aquí presentes, mi reconocimiento.

Disfrutemos de ARGENTINA GRÁFICA 2006 con todo nuestro entusiasmo de empresarios, audaces pero prudentes con el mejor de los augurios de consolidar una industria de las comunicaciones gráficas, tanto en Argentina como en todo nuestro continente latinoamericano, dinámica y potente, queda inaugurada esta Tercera Exposición Internacional de la Industria Gráfica y sus Proveedores.



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui