26/12/2012

El desafío de dar el salto hacia una mayor inversión

La foto de los últimos 10 años muestra un crecimiento exponencial, porque duplicamos el PBI, triplicamos nuestras exportaciones y logramos índices de empleo muy importantes. Pero ahora la película continúa y hay que ver cómo sigue. Uno de los desafíos que tenemos desde el sector público y privado es conseguir mayor inversión, para incrementar nuestra capacidad productiva, mantener el nivel de consumo y aumentar exportaciones.

José Urtubey, representante de la Unión Industrial de Salta en la UIA y director de Celulosa.
-¿Cómo ve el panorama industrial de este año en la Argentina y qué vislumbra para 2013?
-Tuvimos un primer semestre un poco más flojo, por la falta de tracción de la economía brasileña. Pero ya en octubre vemos una recuperación que hace suponer que se va a terminar el año en crecimiento cero. En cuanto a 2013, si tenemos en cuenta lo que es el comportamiento de la actividad económica local y brasileña y lo que va a pasar con la cosecha de soja, creo que vamos a posicionarnos un poco mejor que este año.

-¿Cuánto entorpece a la actividad la traba de las importaciones?
-En lo que hace a la administración del comercio internacional, creo que debemos trabajar en acuerdos mutuos con Brasil y controlar las importaciones extrazona. Dicho esto, creo que estas trabas complican cuando impiden la entrada de bienes que se necesitan para impulsar la industria y que no son sustituibles por productos locales. En la medida en que la administración tenga en consideración esos aspectos, creo que podemos ir a una actividad económica más pujante.
 

-¿Cuánto afecta la inflación al sector industrial?
-La foto de los últimos 10 años muestra un crecimiento exponencial, porque duplicamos el PBI, triplicamos nuestras exportaciones y logramos índices de empleo muy importantes. Pero ahora la película continúa y hay que ver cómo sigue. Uno de los desafíos que tenemos desde el sector público y privado es conseguir mayor inversión, para incrementar nuestra capacidad productiva, mantener el nivel de consumo y aumentar exportaciones. A partir de ese aumento de la capacidad industrial es que podemos empezar a combatir la inflación.

-Pero la foto fue buena para toda la región y ahí se ve que los países vecinos reciben más inversiones que la Argentina...
-Sí, pero también hay que ver que nosotros venimos de una década del noventa muy compleja, en lo que es capacidad industrial. Recién a partir de 2002 empezamos a crecer, pero veníamos de un quiebre institucional que no vivieron nuestros pares regionales. Esto tiene un impacto directo en nuestras economías.

-Pero los noventa dejaron una gran capacidad instalada.
-Sí, pero ociosa. Por ejemplo, nos mostraban que éramos exportadores de energía como si eso fuera algo positivo, pero desde mi punto de vista desarrollista no me parece que eso sea destacable per se. Somos un país en vías de desarrollo, por lo tanto no podemos darnos el lujo de pintar como algo positivo tener saldos exportables energéticos, cuando justamente el consumo energético es necesario para desarrollar una industria. El desafío debe ser salir del riesgo de la primarización para ir a una integración productiva industrial, que implica empleo, inclusión social, capacitación y cohesión territorial.

-Pero para eso se necesita inversión. ¿Cómo puede llegar esa inversión si desde afuera se ve que no se pueden girar divisas o que se expropian empresas?
-Claro que el desafío es la inversión. Pero hago una reflexión como argentino. Tenemos US$ 130.000 millones de ahorro en el exterior, algo desproporcionado en relación con el país que queremos. Un primer desafío debería ser volcar nuestros ahorros a nuestra matriz productiva. En segundo lugar, creo que la inversión puede atraerse mostrando que estamos desendeudados tanto a nivel privado como público. Por otro lado, algo que puede ayudar es profundizar la conexión entre el sector industrial y el financiero.

-¿Cómo ve el estado de la infraestructura en el país?
-En los noventa se deterioró el transporte por vías férreas. Debemos seguir impulsando infraestructura que conecte el territorio, porque somos un país federal, pero en lo económico tenemos un comportamiento centralista. El 76% de nuestras industrias está lindando los grandes centros urbanos, lo que genera grandes bolsones habitacionales. Eso se puede revertir industrializando las economías regionales y reformando la ley de coparticipación.

-¿Cómo industrializar las economías regionales, si están en crisis por la falta de competitividad?
-Nuestra relación con Brasil se ha desarrollado a partir de la conexión de las industrias lindantes a los grandes centros urbanos. Entonces el riesgo de primarización de ambos países está latente. Creo que tendríamos que avanzar en conectarnos a partir de las economías regionales y de los clusters productivos, y darle una mirada federal a la integración dentro del Mercosur. Ésa es una forma de lograr mayor competitividad.

-¿Cuál es el punto medio entre proteccionismo y liberalismo?
-Yo estoy a favor de la administración del comercio internacional, sobre todo en un mundo totalmente convulsionado, donde Europa aún no resolvió su crisis, Estados Unidos no repunta y China se consolida en medio de un poder multipolar. En este contexto es muy riesgoso no administrar el comercio internacional, pero de modo inteligente y proactivo.

-Se lo ve cercano al pensamiento económico del Gobierno. ¿Se puede decir que es oficialista?
-Hay que entender cuál es el rol de cada actor social. Dentro de la UIA, nuestro rol no es ser oposición ni oficialismo, no podría jamás catalogarme de uno u otro lado.

-¿También está de acuerdo con una mayor injerencia estatal en las empresas?
-No, no, no. Creo que el mundo ya superó esa dicotomía entre intervención y no intervención. Creo que es conveniente cierta presencia del Estado, porque nuestro sistema está basado en la idea de que el privado tiene que ser un colaborador de la administración. Yo coincido con los que dicen que la apertura es la mejor forma para crecer, pero no se puede abrir indiscriminadamente sin protegerse de los riesgos que eso puede traer.


​Fuente: Sección Economía del diario La Nación, domingo 23 de diciembre



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui