07/04/2007

Más crédito, pero aún insuficiente

En los últimos años el crédito aumentó sustancialmente, pero sigue bajo en relación al PBI. Las empresas más chicas sufren una restricción de crédito que les impide aprovechar su potencial.

Editorial del diario Clarín de Buenos Aires, martes 3 de abril

Desde la salida de la crisis, el crédito bancario aumentó sustancialmente, pero todavía está muy por debajo del nivel alcanzado hace una década en relación al PBI y existe una importante franja de empresas que tiene dificultad para acceder al mismo.

Según el registro del Banco Central, en el último año los préstamos bancarios aumentaron un 27% en términos reales. En lo que va del período, el crecimiento estuvo motorizado por los créditos con garantía real, mientras que los otorgados al consumo y los comerciales están creciendo a un ritmo menor que el año pasado.

El repunte de los créditos con garantía se debe a la creciente demanda de créditos hipotecarios, que contrasta con el fracaso del financiamiento ofrecido para inquilinos. Como se había previsto, éste no prosperó porque la mayoría de los potenciales prestatarios no están en condiciones de satisfacer los requisitos exigidos.

A pesar de su incremento, el volumen de préstamos en relación al PBI sigue siendo, como señala el propio BCRA en su Informe Monetario de febrero, "relativamente pequeño (alrededor del 105%) en relación a otros países o respecto a los niveles alcanzados a fines de los noventa". Esto significa que la oferta de crédito está todavía por debajo de las necesidades de financiamiento de las actividades económicas o del consumo.

La restricción del crédito afecta particularmente, como vienen señalando entidades representativas del sector, a las empresas de menor tamaño. Muchas de ellas tienen proyectos de expansión tanto en el mercado interno como en el exterior, pero tienen, también, dificultades para cumplir con los requisitos bancarios porque arrastran pasivos generados en el período de crisis. De este modo las empresas no pueden aprovechar potencialidades productivas, exportadoras y de creación de empleo.

En términos más generales, la accesibilidad al crédito es fundamental para el financiamiento de inversiones de largo plazo, lo cual es, a su vez, indispensable para ampliar la oferta y reducir presiones inflacionarias.

En los últimos años el crédito aumentó sustancialmente, pero sigue bajo en relación al PBI. Las empresas más chicas sufren una restricción de crédito que les impide aprovechar su potencial.



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui