17/06/2007

Crecimiento económico y política monetaria

El combate a la pobreza y a la desigualdad requiere de una combinación de políticas públicas. El mayor aporte que el Banco Central puede hacer a las mismas es trabajar para que nuestro país tenga una moneda sana. Colaborar en el combate a la inflación es la mejor contribución que puede hacer la institución al bienestar general. Sólo con estabilidad es posible conseguir un crecimiento sustentable y justo.

Conceptos del Dr. Martín Redrado, presidente del Banco Central de la Nación Argentina, durante su discurso inaugural de las recientes Jornadas y Monetarias Bancarias, en celebración del 70º Aniversario de esa institución.

- La situación actual exige instituciones consistentes, fundadas en consensos internos que promuevan, al mismo tiempo, vínculos de alto potencial sinérgico con la totalidad de los actores sociales y económicos. Organizaciones con nuevas formas de respuesta a las demandas de nuestra población.

- Hoy contamos con un Banco Central fuerte. Por primera vez, desde la reforma de su Carta Orgánica, el Banco Central tiene un directorio que cuenta con mandato fijo, con autonomía en la definición de sus objetivos y de los instrumentos para llevarlos a cabo y con límites legales a la asistencia financiera a otorgar al gobierno federal.

- Ello le permite concentrarse en dos pilares fundamentales: desarrollar una política monetaria dirigida, principalmente, a contribuir con la estabilidad de precios y construir un sistema financiero sólido, objetivos mediante los cuales contribuye a generar una mayor competitividad.

- El combate a la pobreza y a la desigualdad requiere de una combinación de políticas públicas. El mayor aporte que el Banco Central puede hacer a las mismas es trabajar para que nuestro país tenga una moneda sana. Colaborar en el combate a la inflación es la mejor contribución que puede hacer la institución al bienestar general. Sólo con estabilidad es posible conseguir un crecimiento sustentable y justo.

- Estamos desarrollando una política monetaria prudente, previsible y transparente, que nos permita controlar la cantidad de dinero existente en la economía, sin afectar los objetivos de crecimiento de Argentina. Ello se refleja con claridad en la ejecución del programa monetario, que ya cuenta con siete trimestres consecutivos de estricto cumplimiento.

- La política monetaria del Banco Central, orientada a contribuir a la estabilidad de precios, se encuentra en un proceso de transición desde un esquema de control basado en metas intermedias cuantitativas – de agregados monetarios – hacia otro de fijación de una tasa de interés de referencia.

- De acuerdo a la meta de inflación prevista para el presente año, el programa monetario 2005 prevé un crecimiento de la bases monetaria – principal variable a considerar para evaluar su cumplimiento en cuanto a emisión primaria – de entre 5 % y 15 %.

- La consecuencia del cumplimiento del Programa Monetario es un escenario de predictibilidad monetaria para el conjunto de la sociedad argentina, que le permite definir con mayor claridad sus proyectos de consumo e inversión.

- Crecer requiere también de inversión y de crédito. Ello se consigue asimismo a partir de un sistema financiero confiable.

- Por ello hemos adoptado una serie de medidas que fortalecen el sistema financiero. El Banco Central tiene, en esta materia, un doble rol: como formulador de reglas y como responsable del cumplimiento de las mismas.

- Esta colaboración se refleja a través de normativa dirigida a la reducción de los descalces existentes entre préstamos y créditos del sector bancario y a la flexibilización de las condiciones necesarias para el otorgamiento de préstamos – principalmente con el objetivo de favorecer los de mediano y largo plazo -

Ya estamos logrando una intermediación financiera eficiente, mejor funcionamiento del sistema de pagos, una adecuada situación de liquidez a los mercados, reducción de los costos de transacción y la generación de confianza en los contratos financieros, elementos que dinamizan la transformación del ahorro en inversión productiva, beneficiando la competitividad de la economía y el nivel de empleo.

- En apretada síntesis, podemos decir que los resultados nos permiten afirmar que estamos en el camino correcto: predictibilidad monetaria, reservas internacionales de nivel récord, crecimiento sostenido de depósitos y préstamos, reducción de la exposición del sistema financiero en el sector público, respeto al límite de financiamiento al tesoro, balances de las entidades con resultados positivos e importante proceso de capitalización de los bancos privados.



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui