02/01/2012

El nuevo peso exterior y económico de América Latina

"A lo largo de los últimos años, América Latina no sólo ha experimentado un formidable auge económico, sino que también ha ganado margen de maniobra y confianza en el ámbito de la política exterior. Es éste un proceso muy positivo, por cuanto ahora vemos la oportunidad de superar juntos con más éxito los retos de la globalización. Eso sí, el nuevo peso exterior y económico de América Latina también le significa mayores responsabilidades."

Angela Merkel, canciller de la República Federal de Alemania.
La alianza periodística que reúne a los once diarios más importantes de la región, eligió a las figuras más relevantes de 2011. A nivel internacional, la Canciller alemana Angela Merkel obtuvo el primer lugar de manera indiscutida.

Seis años se ha prolongado el silencio de Merkel con la prensa latinoamericana. Ni siquiera en mayo de 2005, cuando visitó cuatro países de América Latina, la Mandataria germana accedió a hablar con un medio regional. Pero para esta edición especial de fin de año de GDA -y a pesar de encontrarse en el centro del huracán político de la UE, en el cual pronunciar una media frase en falso puede desencadenar una crisis mayúscula-, AngelaMerkel accedió a contestar un cuestionario que abre, por fin, la puerta del diálogo entre la Mandataria germana y la prensa latinoamericana; el continente que a partir de 2012 jugará un papel determinante en el nuevo acontecer no sólo europeo, sino mundial.

-¿Cómo valora usted las declaraciones de importantes figuras mundiales que afirman que en términos económicos América Latina "ya no es parte del problema sino de la solución"?
A. Merkel: - A lo largo de los últimos años, América Latina no sólo ha experimentado un formidable auge económico, sino que también ha ganado margen de maniobra y confianza en el ámbito de la política exterior. Es éste un proceso muy positivo, por cuanto ahora vemos la oportunidad de superar juntos con más éxito los retos de la globalización. Eso sí, el nuevo peso exterior y económico de América Latina también le significa mayores responsabilidades. En el futuro, América Latina tendrá que implicarse más que hasta ahora en la búsqueda de soluciones a los asuntos clave para el futuro del mundo. Para Alemania esto significa coordinarnos aún más con nuestros socios latinoamericanos y desarrollar iniciativas conjuntas. Ello incluye la actual crisis de la deuda.

-Aunque el volumen del comercio exterior de Alemania con América Latina ha registrado una evolución muy positiva en los últimos cinco años, muchos expertos de la región advierten que tanto Alemania como la UE están perdiendo influencia en América Latina porque la siguen subestimando. Desde su punto de vista, ¿cuáles son las principales áreas en la cuales deberán fortalecerse las relaciones de Alemania con América Latina?

A. Merkel: - Queremos estrechar y fortalecer las relaciones con América Latina en todos los ámbitos. Especialmente importante es que coordinemos mejor nuestras posiciones en la escena internacional, muy en particular en el seno de las Naciones Unidas. América Latina y Europa son aliados naturales, porque tenemos valores comunes que queremos afianzar en el mundo del mañana. En el terreno económico, alemanes y latinoamericanos llevamos más de cien años cooperando muy estrechamente. Las estadísticas comerciales actuales nos demuestran que la economía alemana se está orientando cada vez más hacia América Latina. Pero el potencial de nuestra cooperación no está agotado ni mucho menos. Durante los años inmediatamente posteriores a la reunificación de nuestro país y la caída de la Cortina de Hierro, nuestras empresas reforzaron su apuesta por los países vecinos de Europa Oriental y las áreas económicas de Asia, que crecían a un ritmo muy dinámico. Entre tanto, la estabilidad política y el sólido crecimiento económico de América Latina también han potenciado enormemente su atractivo.

Tradicionalmente tienen una presencia muy destacada en América Latina ramos como la ingeniería mecánica, la industria automotriz y la electrónica, así como las industrias químicas y farmacéuticas. Paralelamente adquieren cada vez mayor importancia el suministro de materias primas, todos los campos de la política energética y también los sectores de las infraestructuras, la seguridad, la tecnología médica, y la prospección y extracción de yacimientos petrolíferos y gasíferos en la región. También nuestras pequeñas y medianas empresas son muy competitivas en estas áreas.

Del mismo modo, Alemania ve a América Latina como un importante foco de la ciencia y la investigación. La cooperación entre nuestras instituciones de enseñanza superior y nuestros centros de investigación es cada vez más estrecha e interesante. En Chile se inauguró el primer Instituto Fraunhofer (de investigación aplicada), en Argentina el primer Instituto Max Planck y en febrero próximo el ministro federal de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, inaugurará la Casa de la Ciencia Alemana en Sao Paulo. Y me alegro muy especialmente de que tengamos cada vez más becarios latinoamericanos en nuestras instituciones de enseñanza superior; por ejemplo, sólo Brasil tiene previsto enviar a Alemania a lo largo de los próximos años hasta 10.000 jóvenes con becas gubernamentales. Para 2013/2014 tenemos proyectado organizar en Brasil un Año de Alemania con el objetivo de presentarnos como un socio integral en los ámbitos de la economía, la ciencia, la educación y la cultura.

-Su ministro de Economía, Philipp Rösler, afirmó que en caso de no materializarse el acuerdo comercial entre la Unión Europea y América Latina, una solución sería concluir acuerdos bilaterales. Por ejemplo, entre la UE y Brasil. ¿Es esa la posición oficial de su gobierno?

A. Merkel: - Para nosotros los acuerdos de asociación y libre comercio con subregiones y países individuales son una parte especialmente importante de la Asociación Estratégica de la Unión Europea con América Latina. Abren mercados, generan empleo y crecimiento para ambas partes, y apoyan a los socios latinoamericanos en su desarrollo sostenible. A mí me alegra muy especialmente que, junto a los acuerdos existentes con Chile y México, se hayan podido concluir, asimismo, acuerdos con Colombia, Perú y Centroamérica. Y, superado un largo punto muerto, en 2010 reanudamos las negociaciones con el Mercosur. Alemania está sumamente interesada en que ahora se avance a buen ritmo en este capítulo. Queremos un acuerdo ambicioso que nos permita reducir integralmente los obstáculos al comercio existentes.

-En las últimas semanas el mundo ha mirado con atención hacia Bruselas y observado cómo actuaban los gobernantes europeos. En ese tiempo usted fue elegida Personalidad del Año por los once periódicos que integran el Grupo de Diarios América, quienes motivaron su decisión en su capacidad de superar las crisis y mantenerse serena, incluso en situaciones muy críticas. ¿Qué significa para usted haber sido elegida Persona del Año no sólo en un país sino en todo un continente?

A. Merkel: - Esta distinción es un gran honor para mí. Pero el que ahora logremos nuevos avances en el desarrollo de la Unión Económica y Monetaria no se debe a una sola persona, ni tampoco es obra de un solo país. La fortaleza de la Unión Europea estriba en que asumimos nuestros retos juntos y aprendemos juntos del pasado, y eso es lo que estamos haciendo en estos momentos, con gran coherencia. El nuevo peso exterior y económico de América Latina también le significa mayores responsabilidades. Tendrá que implicarse más que hasta ahora en la búsqueda de soluciones a los asuntos clave para el futuro del mundo.

Fuente: GDA – Grupo Diarios América



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui