23/02/2008

Desafíos para sostener el crecimiento

El importante crecimiento del PBI registrado en 2007 funda razonables expectativas de expansión de la actividad económica para este año. Para que pueda sostenerse este proceso sería necesario que se tracen políticas públicas destinadas a promover inversiones públicas y privadas en áreas clave como la energética, la vial y la ferroviaria.

Editorial del diario Clarín de Buenos Aires, domingo 17 de febrero.

El crecimiento económico futuro dependerá, en una medida muy importante, de la expansión y renovación de la estructura existente en ámbitos estratégicos como el energético y el vial. También resultará muy significativo el fomento a las inversiones de bienes de capital en la industria y el campo. La promoción de inversiones en infraestructura y en la búsqueda y producción de recursos energéticos debe convertirse en una prioridad para las políticas públicas, a través de marcos adecuados y emprendimientos que coordinen esfuerzos privados y estatales.

El crecimiento económico se mantiene en tasas elevadas, pero este proceso origina una demanda energética adicional, a la cual se le suma el incremento del consumo particular. La actual estrategia de ahorro ha mostrado un cierto nivel de efectividad, ya que parece haber contribuido a la disminución del ritmo de incremento del consumo, pero el previsible crecimiento de la demanda industrial de energía obliga a que se incremente la capacidad de generación del sistema. El Gobierno aseguró que incrementará la oferta energética antes del invierno y es de esperar que no se registren problemas de abastecimiento y que se adopten medidas ante el anuncio de Bolivia de que no podrá hacer frente al incremento de demanda de gas por parte de nuestro país.

El crecimiento del 2007 fue el 8,7%, por lo cual el producto bruto interno ha cumplido cinco años consecutivos de ascenso y se ubica en un 25% por encima del récord alcanzado en 1998. En diciembre, el PBI creció un 9,4%, con respecto al mismo mes de 2006 y las primeras estimaciones privadas indican que durante enero se registró un incremento todavía mayor de la actividad, impulsado por la industria automotriz. Si bien todavía no se conocen las cifras oficiales de enero, es probable que la tasa sea una de las más elevadas en los últimos dos años. El arrastre de este nivel de expansión de la economía hace presumir que durante el conjunto del año se podrá registrar otra suba considerable del PBI.

Para sostener el crecimiento de la producción, los servicios y el consumo, así como el dinamismo de las exportaciones, es necesario que se promuevan y favorezcan las inversiones destinadas a la estructura productiva. En este sentido, un paso ha sido la media sanción, dada días pasados en el Senado de la Nación, a la ley de fomento a las inversiones de bienes de capital en la industria y para obras de infraestructura, la cual prevé beneficios impositivos e impulsa la protección ambiental a través de la "producción limpia". El proyecto, que reemplaza a un régimen anterior vencido en setiembre, deberá ser tratado por Diputados y, de ser aplicado con transparencia, equidad y eficiencia en la asignación de los beneficios, podría brindar un marco para motorizar inversiones en distintas escalas, incluidas las empresas pequeñas y medianas.

El Estado debería ejercer una función activa en materia de orientación y promoción de las inversiones, planificando proyectos estratégicos y promoviendo la obtención de mayores recursos energéticos, optimizando el rendimiento de las partidas asignadas a obras. También es importante que se impulse el crecimiento y la mejora de la red vial, aspecto en el cual se registra un severo retraso a pesar de las obras en curso. El reordenamiento, la modernización y la extensión en términos razonables de la red ferroviaria también presentan una importancia estratégica. Además, hay otro aspecto que representa un desafío: para promover inversiones locales y externas, el Estado tiene que despejar obstáculos y construir un clima de creciente confianza para los negocios, simplificando la ingeniería legal y dotando de mayor transparencia a la actividad pública.

El importante crecimiento del PBI registrado en 2007 funda razonables expectativas de expansión de la actividad económica para este año. Para que pueda sostenerse este proceso sería necesario que se tracen políticas públicas destinadas a promover inversiones públicas y privadas en áreas clave como la energética, la vial y la ferroviaria.



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui