10/06/2007

Crecimiento de la litigiosidad

En toda la economía había, hace tres años, 7,2 juicios por cada 10.000 trabajadores; en 2006 hay 18,9, y habrá más de 20 en 2007. En la industria hubo en 2006 36,2 juicios por cada 10.000 empleados, el doble que en 2004, y en la construcción, ese índice es de 25,1 por 10.000

Entrevista del diario La Nación con Jorge Aimaretti, presidente de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo

-En los últimos días se presentó un proyecto de ley para elevar las indemnizaciones del sistema, sin modificar los aspectos cuestionados en la Justicia; este martes podría tener dictamen de comisión en Diputados. ¿Qué efectos tendría su aprobación?

-Pretende aumentar los beneficios fuertemente, lo que se trasladará a la alícuota del sistema. Y no aborda una solución general a receptar lo establecido por la Corte. Haremos nuestros estudios actuariales para ver en qué nivel se ubicarían las alícuotas.

-¿Qué pasa hoy con el costo del seguro que pagan las empresas?

-Desde que salieron los fallos tendieron a subir, por los costos de administración de una mayor judicialidad. Eso hace que haya necesidad de mayores primas, y si tuviéramos que enfrentar mayores beneficios va a volver a subir la alícuota. El precio del seguro debe sostener la calidad del sistema, que está funcionando sin afectar las prestaciones médicas. Por otra parte el sistema, en su nivel de cobertura, tuvo muy buen desempeño en los años posteriores a la crisis; el 100% de la fuerza laboral formal está cubierto. Es un dato no menor cuando se quiere medir si un régimen es eficiente en términos de inclusión social.

-Entre las causas por las que se llegó a esta situación, ¿no considera que la ley fue poco generosa al fijar los valores de las indemnizaciones a trabajadores accidentados?

-Yo no diría que fue poco generosa... El legislador entiende que los montos que dispone reúnen condiciones de suficiencia para un momento determinado. Cuando la ley se dictó, en el 95, se estimó que eso respondía a las posibilidades de entonces y la propia ley estableció cronogramas de incremento. Luego hubo nuevas etapas hasta llegar al decreto de 2001 -que elevó los montos- y entendemos que siempre debe haber espacios para consensuar nuevos y mejores beneficios. Debe haber un consenso pero no con las aseguradoras, porque nosotros somos gestionadores de un modelo decidido por las partes, que son los empleadores y los empleados. Si se diseña un modelo asegurable, lo vamos a asumir.

-En el crecimiento de la litigiosidad, ¿se destacan algunos sectores por sobre otros?

-En toda la economía había, hace tres años, 7,2 juicios por cada 10.000 trabajadores; en 2006 hay 18,9, y habrá más de 20 en 2007. En la industria hubo en 2006 36,2 juicios por cada 10.000 empleados, el doble que en 2004, y en la construcción, ese índice es de 25,1 por 10.000 [según los datos de la UART, en todas las actividades aumentó ese indicador y donde es más bajo es en el comercio, con 10,8 juicios].

-El proyecto redactado por el Ministerio de Trabajo, que no llegó al Congreso, ¿le parecía adecuado?

-En sus núcleos centrales creo que estaba bien planteado. Nosotros queremos contingencias precisas, fórmulas de calculo predefinidas y respetadas luego por la Justicia; queremos clarificación en las responsabilidades de prevención, y un acceso a la Justicia alineado con lo que la Corte dijo, con una opción excluyente [si el trabajador acepta la prestación de la ART no puede hacer un juicio, contrariamente a lo que sería el "cúmulo" de compensaciones, pretendida por la CGT].

-¿Cómo evalúa el nivel de solvencia de las ART? ¿Hay riesgos hacia adelante?

-Ahora está en un nivel razonable. Y deseamos que no desmejore, porque estamos convencidos de que la mejor forma de sostener al sistema es sostener su calidad prestacional, por los propios trabajadores y empleadores. Si la judicialidad no se detiene y no tenemos una norma que vuelva a poner al sistema en una administración correcta, automática, no litigiosa y abarcativa universalmente, va a haber dificultades de todo tipo, incluyendo la solvencia. Esperamos que en un futuro no muy lejano, el sistema encuentre su rumbo normativo.

Fuente: Diario La Nación , Sección Economía & Negocios, domingo 3 de junio de 2007.



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui