14/08/2012

Impresión industrial de inyección de tinta

La KBA RotaJET –presentada por primera vez en Drupa 2012– es una rotativa de inyección de tinta de gran volumen de última generación para la producción bajo demanda o individualizada de libros, folletos, productos comerciales, mailings y revistas a cuatricromía. Le seguirán instalaciones modificadas para segmentos de mercado como la impresión de envases.



La KBA RotaJET –presentada por primera vez en Drupa 2012– es una rotativa de inyección de tinta de gran volumen de última generación para la producción bajo demanda o individualizada de libros, folletos, productos comerciales, mailings y revistas a cuatricromía. Le seguirán instalaciones modificadas para segmentos de mercado como la impresión de envases. La RotaJET 76 se produce en la fábrica matriz de KBA en Würzburg y, gracias a su guía de banda de papel inteligente, es considerablemente más corta y en conjunto ahorra más espacio que otras instalaciones. Aúna la innovadora construcción de máquinas de precisión con un potente hardware y software, así como la última tecnología de inyección de tinta piezoeléctrica.

Con una velocidad de banda máxima de 150 m/min y un ancho de banda máximo de 781 mm (lo que corresponde aprox. A 3.000 páginas DIN A4/min o aprox. 85 mill. de páginas DIN A4/mes), la RotaJET produce con tintas pigmentadas de base agua. Los cabezales de inyección de tinta piezoeléctricos utilizados en la generación actual tienen una elevada calidad, son fiables y requieren poco mantenimiento. Se han diseñado para una utilización elevada y contribuyen a la elevada disponibilidad del sistema. De este modo, se evitan los frecuentes intervalos de cambio de otros sistemas, y se garantiza una producción industrial sin incidencias. Gracias a una nueva metodología, la limpieza de los cabezales de impresión se realiza de manera automatizada, rápida y fiable.

La construcción de máquinas de precisión de KBA y la tecnología de inyección de tinta empleada permiten una elevada calidad de impresión y registro, lo que solo se puede lograr mediante una tensión de banda precisa. Por este motivo, la desbobinadora y el regulador de tensión y velocidad se han desarrollado especialmente para esta impresora. En el futuro también estará disponible de manera opcional un cambiador automático de bobinas con integración en una logística de papel automatizada para aumentar aún más la productividad. En combinación con la sencillez genial de la guía de banda sin barras volteadoras para la impresión a cuatricromía por ambas caras, se obtienen unos resultados excelentes. La tensión de banda se regula de manera totalmente automática. De este modo, la RotaJET 76 es capaz de producir pliegos correctos incluso en la fase de arranque. En la práctica esto significa una menor maculatura, un rápido cambio de trabajo, una producción considerablemente más eficiente y más flexibilidad.

Ambas filas de cabezales de impresión – desplazables para fines de limpieza y mantenimiento– con 56 cabezales de inyección de tinta cada una están dispuestas en curva encima de dos grandes cilindros centrales. Esto garantiza una conducción óptima del soporte de impresión y contribuye a la excelente calidad de impresión, incluso con soportes problemáticos. Cada uno de los 112 cabezales de impresión para la impresión de blanco y retiración a cuatricromía se controlaindividualmente. Cada gota de la inyección de tinta se aplica sobre el soporte de impresión de forma calculada con precisión. Los cabezales de impresión se orientan automáticamente (“stitching”), lo que reduce las intervenciones manuales y permite un fácil manejo.

La resolución de impresión se sitúa en 600 dpi de forma nativa. Los tamaños variables de gota aportan un plus adicional de calidad. Opcionalmente, en el futuro se puede integrar un cuerpo de lacado de dispersión para un mayor aumento de la calidad.

Gracias a una nueva metodología, la limpieza de los cabezales de impresión se realiza de manera automatizada, rápida y fiable. Un punto a favor fundamental es la gran facilidad de mantenimiento. La limpieza automática se puede realizar de manera sincrónica a otras actividades, como el cambio de papel o la preparación del trabajo. De este modo, se eliminan los ciclos de preparación y se aumenta la eficiencia. Adicionalmente, los cabezales de impresión permiten lograr una “producción correcta” incluso durante la fase de arranque. En la práctica esto significa una menor maculatura, una mayor facilidad de mantenimiento, un cambio de trabajo aún más rápido y, en última instancia, más productividad y rentabilidad.

La comunicación entre máquinas y la integración de sistemas ajenos se realiza según el estándar JDF. El control de la máquina y la gestión de los datos tienen un diseño modular, y se han integrado de serie para una rápida puesta en servicio. La técnica empleada combina SPS y los accionamientos individuales en un control, permitiendo procesos funcionales inteligentes que redundan en beneficio del operario. Todo esto ayuda a optimizar procesos y reducir costos.



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui