30/10/2016

Argentina-China: Macri, entre los fantasmas y la ilusión de más inversiones

El Gobierno busca equilibrar el intercambio comercial. Pero también inversiones y financiamiento de Pekín. Sectores industriales presionan para que no se considere economía de mercado a China.

Por Ezequiel Burgo eburgo@clarin.com.  

Un viaje de cien millas comienza con un solo paso, decía Confucio. Y Mauricio Macri no podría estar ante un recorrido más parecido cuando, a partir de diciembre, Argentina deba decidir si sigue defendiendo su industria de la competencia china como en los últimos 15 años. O, si por lo contrario, lanza la economía al viaje de la apertura comercial y las cien millas, como dice Confucio.
Después de todo, Macri es uno de los pocos presidentes –el otro es el de Canadá–, que se jacta de adherir a la globalización mientras desde Washington y otras potencias prometen políticas comerciales menos abiertas.

Mientras tanto, en el frente interno, la decisión de mantener o no la defensa comercial ante la ofensiva china y someter la industria a una reconversión divide el tablero.

De un lado, la Unión Industrial Argentina y gigantes como Techint, se oponen a reconocer a China como economía de mercado porque, argumentan, la defensa comercial contra los chinos se debilitaría.

Del otro, con ciertos reparos pero a favor de darles a los chinos el status de economía de mercado, hay funcionarios, economistas y expertos en temas de economía internacional.

En el medio de ese cuadrilátero, Macri deberá coordinar tres ejes: La cuestión técnica. En una reciente reunión del Consejo de la Producción -integrado por funcionarios, empresarios, académicos y consultores-, un miembro preguntó a Francisco Cabrera, ministro de Producción, “¿Qué hará el Gobierno con China: la reconocerá como economía de mercado?”. El funcionario admitió que no estaba decidido el asunto. Y adelantó la creación de una comisión. Los acuerdos y marcos preexistentes. Funcionarios señalan que Argentina no solo respalda los marcos de 2014 –aunque los de dos represas pasaron una revisión-, sino que el país reconoció a China como economía de mercado en 2004.

El pensamiento del Presidente.
En privado, Macri comenta que el intercambio comercial con China en la última década no mejoró ni la calidad de la economía argentina ni la de sus capacidades tecnológicas o laborales. Habla de “balancear” el impacto que tiene la economía china.
 

Descargar Opinión


VER: http://www.ieco.clarin.com/Argentina-China-Macri-fantasmas-apertura-inversiones_0_1677432352.html 



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui