12/08/2013

Sin cambios en la política económica, después de las PASO

Juan Carlos Sacco, vicepresidente segundo de la Unión Industrial Argentina (UIA) y presidente de FAIGA, en Página 12, martes 13 de agosto.

Por Javier Lewkowicz
Los empresarios descartan que el resultado adverso al Gobierno en las primarias de los principales distritos del país vaya a modificar el rumbo económico ni impulsar un paquete de medidas con un fuerte impacto, aunque advierten que el kirchnerismo en octubre va a intentar mejorar su performance, algo que sí podría plasmarse en correcciones de política económica. Página/12 conversó sobre el resultado electoral con referentes del sector gráfico, la construcción, sectores sensibles, maquinaria agrícola, alimentos y pequeñas y medianas empresas. Algunos vinculan el resultado electoral a la situación económica del año pasado y otros a las características de una elección de medio término. Afirman que las propuestas económicas de la oposición apuntan a cuestiones de forma y no de fondo.

Juan Carlos Sacco, vicepresidente segundo de la Unión Industrial Argentina (UIA) y presidente de Faiga, entidad que agrupa a las empresas del sector gráfico, señaló que “estas elecciones van a representar un fuerte impacto para el Gobierno, que no esperaba este resultado, como tampoco lo hubiera podido anticipar yo. Han perdido bastiones que siempre respondieron al kirchnerismo”. “Pienso que las líneas generales del modelo se mantendrán, pero podría haber retoques en la administración del comercio e incluso en el cepo cambiario, cuestiones que hicieron poner de mal humor a la gente. Este gobierno se ha recuperado de cosas más graves, la Presidenta es sabia y en octubre lo va a revertir”, agregó Sacco. En relación con las propuestas en materia económica que realizó la oposición a lo largo de la campaña electoral, el empresario gráfico dijo que la discusión se enfocó sobre temas de estilo, porque ninguno piensa cambiar las cuestiones de fondo del esquema kirchnerista.

El sector de la construcción, por su comportamiento procíclico y por efecto de la restricción a la compra de dólares que afectó el mercado inmobiliario, fue muy golpeado el año pasado. El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Gustavo Weiss, admitió que “el año pasado fue muy flojo y seguro que hay gente enojada por la cuestión del dólar. Pero veo que ahora la construcción crece al ritmo de la suba de la demanda y que lo va a seguir haciendo, ya que cerrará con un alza de 6 por ciento este año. No creo que estos avatares políticos tengan incidencia sobre la economía. Hay que tener en cuenta que son elecciones internas”.

El Gobierno a lo largo de los últimos diez años logró un fuerte apoyo del empresariado pyme, gracias a un mercado interno dinámico y la protección comercial. El titular de la Confederación General Empresaria (Cgera) y referente de la agrupación Ministro José Ber Gelbard, Marcelo Fernández, inscribió a las últimas elecciones en una tendencia a “fragmentar el poder en las legislativas que luego se revierte en la elección de cargos ejecutivos”. “Esto ya ocurrió en 2005 y 2009, así que no tiene que ver con la situación económica. Pero la gente, cuando llega el momento de elegir quién va a gobernar, sabe lo que le conviene. Aunque me preocupa, no creo que haya que dramatizar este resultado electoral, incluso casi ni afectaría la composición de las cámaras”, indicó Fernández. Agregó que “el Gobierno tiene que trabajar para mejorar el resultado en la provincia de Buenos Aires y en CABA, aunque no va a decir ‘tomen los dólares’ o ‘importen todo lo que quieren’. Profundizará el rumbo, que es el que la gente eligió en 2011”. Fernández también criticó la falta de propuestas de la oposición para el sector pyme.

Sin referencias al resultado electoral, Daniel Funes de Rioja, presidente de la Copal, del sector de alimentos, ponderó la alta participación de la ciudadanía y recordó que la definición recién será en octubre. Por su parte, Osvaldo Cornide, titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), descree de que vaya a haber cambios en el rumbo económico de cara a octubre y también plantea que “los resultados tienen importancia, pero no son definitivos”. “En materia económica, el electorado tendió a comparar la situación con la de años atrás, en lugar de ver qué está pasando en el mundo. Eso lo llevó a un voto más de oposición. La coyuntura mundial exige otra lectura”, agregó.

Carlos Castellani, presidente de la cámara de empresas fabricantes de maquinaria agrícola (Cafma), principal bien de capital fabricado a nivel nacional, analizó que “el Gobierno perdió en los principales distritos, pero como es el único partido nacional, ganó en el país. En cada provincia el kirchnerismo tiene ahora competencia. Probablemente el tema de la inflación haya tenido peso en esta elección”. En tanto, Osvaldo Rial, presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba), consideró que “se trata de elecciones intermedias, donde en general se juegan otras cosas, y encima son primarias. Hay que ver qué pasa en octubre”. “Esto no tiene por qué generar incertidumbre. No prevemos cambios. Habría que recordar cómo terminamos en 2001, con una alianza heterogénea en su composición y vacía en su contenido”, agregó el dirigente.

Fuente: Página 12



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui