21/04/2012

Imprimir libros con excelencia para honrar a la Patria

"Desde los albores de nuestra Nación, el segmento gráfico de impresión editorial ha mantenido esa conducta esencial, distintiva e inalterable: elaborar libros, documentos y formas afines para tanto servir a la expansión del conocimiento y la cultura como colaborar a cimentar la nacionalidad, y hacerlos con la mayor eficiencia posible."


Anselmo L. Morvillo, presidente de FAIGA, en el Editorial de ARGENTINA GRÁFICA CROMÁTICA Nº 416.

Esta entrega de ARGENTINA GRÁFICA CROMÁTICA coincide con la realización de la 38ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. La industria gráfica nacional exhibirá en la misma, de modo especial, su idoneidad productiva. Lo mismo que en la Feria de 2010 mostró su presencia protagónica en la historia nacional con la exposición de la primera impresora traída al país por los jesuitas y con la cual, ya en la época de la Colonia, se producían libros para educar y para cultivar la semilla de la libertad.

Desde los albores de nuestra Nación, el segmento gráfico de impresión editorial ha mantenido esa conducta esencial, distintiva e inalterable: elaborar libros, documentos y formas afines para tanto servir a la expansión del conocimiento y la cultura como colaborar a cimentar la nacionalidad, y hacerlos con la mayor eficiencia posible.

Existen hitos inolvidables alcanzados por ese carácter de la industria argentina de impresión de libros, cuando había un contexto que no la obstruía. Señalemos aunque sea un par: tuvimos la planta de impresión editorial más grande del mundo con 5.000 operarios que trabajaban las 24 horas los siete días de la semana, y también se contrataban aviones chárter para exportar libros de derecho a España. Entonces Argentina era el primer productor de libros en el área hispano-parlante.

El escenario cambió pero se mantuvo el espíritu de lucha que impulsó la constante actualización tecnológica a la vez que el perfeccionamiento de las competencias laborales. Se produjeron libros con una excelencia reconocida en certámenes internacionales como el latinoamericano Theobaldo De Nigris, el norteamericano Benny (de la Printing Industry Association), el concurso SappiPrinterof theYear con alcance global.

Con esa apuesta por producir cada vez mejor, desafiando tratamientos asimétricos, se ha logrado que hoy, por ejemplo, una de las mayores plantas de impresión del país pueda imprimir un millón de libros por día. La mejor garantía que la industria impresora nacional puede atender toda la demanda del mercado doméstico y puede, asimismo, exportar.

En la Feria del Libro, este año, FAIGA demostrará que el sector ya trabaja con el sistema gráfico que es la rutilante estrella en la industria mundial: la impresión digital. En su stand, con un equipo de última generación se imprimirán, sobre papel de fabricación argentina, libros en la modalidad “a pedido” (just on demand).

Imprimiendo libros con eficiente productividad y alta calidad, la industria gráfica argentina honra a la Patria. Es una satisfacción que desea compartir con toda la ciudadanía. La Feria del Libro será una gran oportunidad para que los visitantes que observen cómo trabaja se sientan orgullosos de la industria impresora de su país.

Anselmo L. Morvillo Presidente de FAIGA



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui