23/08/2005

El sector industrial ante las negociaciones internacionales

Dado el estado actual de la situación, la estrategia a llevar adelante es enfrentar los cambios inminentes que se están gestando, aceptar un escenario que sin duda será más riguroso con los sectores productivos menos competitivos, y trabajar sin demora en líneas de acción que permitan atenuar las consecuencias y aprovechar las eventuales oportunidades.

Por Lic. Dante Sica
Presidente de CEB – Centro de Estudios Bonaerense, Argentina.

La apretada agenda de negociaciones internacionales refleja los numerosos compromisos de Argentina por avanzar en los procesos de integración pendientes, pero sobretodo pone de manifiesto el surgimiento a mediano plazo de una nueva realidad que será completamente diferente de la actual, y a la que será necesario afrontar con suma celeridad.

En este escenario, el protagonismo principal gira en torno a los avances que deberían producirse de aquí a fin de año en la Ronda Doha de la OMC. Dos temas ocupan la atención de los países miembros: en primer lugar, la eliminación de subsidios a los bienes agrícolas; y en segundo lugar, mejorar el acceso a los mercados de los productos no agrícolas (NAMA, según sus siglas en inglés) a través de una reducción general y significativa de los aranceles aplicados sobre estos bienes.

Hasta el momento la atención se centró en los hipotéticos avances en el primero de ellos, pero no existe un real dimensionamiento sobre las consecuencias que tendría la aplicación del NAMA en el sector manufacturero nacional.

Los avances en dicho tema significarían una gran exigencia para la mayoría de los sectores industriales locales, que deberían hacer frente sin tanta protección arancelaria a una mayor competencia internacional. Simultáneamente, otro eventual impacto sería la pérdida de buena parte de la progresividad arancelaria, a partir de la cual se favorece la imposición de tarifas más elevadas a los eslabones que incorporan mayor valor agregado en las cadenas productivas. Si se toma como referencia la propuesta del grupo de naciones desarrolladas, la reducción podría llegar hasta el 67% en promedio, lo cual, para un país cuyos estándares industriales denotan ciertos limitantes de competitividad a nivel global, podría ser un fuerte golpe.

Además, una reducción en el nivel general de aranceles también cambiaría las bases de negociación con otros bloques, como la UE y el ALCA, ya que se modifcaría el punto de partida. Por lo tanto, será necesario replantear la postura adoptada por el Mer cosur, ya que el proteccionismo inicial utilizado como “moneda de cambio” en dichas negociaciones podría desaparecer en el ámbito multilateral.

Dado el estado actual de la situación, la estrategia a llevar adelante es enfrentar los cambios inminentes que se están gestando, aceptar un escenario que sin duda será más riguroso con los sectores productivos menos competitivos, y trabajar sin demora en líneas de acción que permitan atenuar las consecuencias y aprovechar las eventuales oportunidades.

En este punto resulta clave el rol desempeñado por los empresarios representativos de los diversos sectores, quienes tienen en sus manos una oportunidad para reconvertirse y adaptarse a las nuevas circunstancias, en el que deberán competir con “jugadores” de primera línea. Es indispensable además buscar posiciones de consenso con los sectores productivos de Brasil, acelerando la integración productiva y conformando un frente común ante la amenaza de terceros países.

En el ámbito local, debe producirse una interacción necesaria entre el sector privado y el sector público, trabajar en acciones tendientes a fortalecer los distintos sectores, y colocándolos en una posición más firme para soportar el embate de los productos importados. Al sector público, a su vez, le corresponde tomar en sus manos el diseño de una política industrial que sea selectiva con respecto a los distintos rubros, identificando aquellos que sean capaces de progresar y sobreponerse a la competencia, con el objetivo de concentrar los escasos fondos públicos en el apoyo de aquellos sectores que sean estratégicos para el país.



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui