17/08/2005

Necesidad de una Argentina industrial

No hay desarrollo sustentable sin un sector industrial dinámico y consolidado, capaz de competir en mercados globales de permanente cambio.

Mensaje del Sr. Héctor Augusto Méndez, Presidente de la UIA, en la clausura del 1º Foro Nacional de la Industria.

Gracias a todos por acompañarnos en el Primer Foro Nacional de la Industria, convocado por la Unión Industrial Argentina para presentar las conclusiones de los cinco Foros Regionales desarrollados durante los dos últimos años.

Las conclusiones expuestas, reflejan una fructífera tarea de integración y sientan las bases para fundamentar los lineamientos de un desarrollo industrial exitoso en el mediano plazo.

La integración se ha dado en varios planos. Por una parte, se integraron empresarios de los más diversos sectores que, por primera vez, interactuaron en un trabajo común, reuniéndose para analizar en conjunto todos los eslabones de las cadenas productivas, superando así viejas prácticas de estudiar sus problemáticas por separado.

Fue también una tarea de integración regional porque cada cadena se estudió en su propio ámbito geográfico, y las deliberaciones consiguientes se llevaron a cabo en cada una de las regiones NEA, CENTRO, PAMPEANA, CUYO y PATAGONIA. Queda pendiente el encuentro en el NOA, programado para antes de fin de año.

A su vez, resultado directo de esta interacción entre provincias naturalmente complementarias, es la constitución de la Unión Industrial de la Región del Centro, integrada por la Unión Industrial de Córdoba y la Federación Industrial de Santa Fe y la Unión Industrial de Entre Ríos.

Se concretó, además, una integración multidisciplinaria centrada en la excelencia profesional para la compresión de los problemas productivos de las diferentes cadenas, con el objetivo de obtener propuestas consensuadas y consistentes.

Pero, muy especialmente, destaco la efectiva integración entre sector privado y sector público, con funcionarios nacionales, provinciales y locales que incluyó la participación de ministros nacionales y gobernadores. Gracias a sus aportes decisivos, se generó una interacción productiva en soluciones viables y eficaces a las problemáticas detectadas.

Todo este conjunto de acciones con epicentro en la integración empresarial, regional, multidisciplinaria y entre sector público y privado, posibilitan convertir a la UIA en una institución transformadora.

En suma, como quedó expuesto por el Presidente de este Foro y por quienes lo precedieron, no caben dudas sobre el potencial de crecimiento de las cadenas de valor estudiadas.

¿Qué objetivos elementales deberíamos plantearnos para hacer realidad las proyecciones presentadas?

A no dudarlo, deberíamos perseguir un constante mejoramiento de la competitividad, y estimular el desarrollo de pequeñas y medianas industrias, procurando el crecimiento equilibrado de todas las regiones.

Por ultimo, perseverar en la incorporación de valor a la producción industrial.

Llegados a este punto y, sobre la base de los resultados obtenidos, puedo afirmar enfáticamente que la industria argentina está preparada para este desafío y que es conciente de su responsabilidad en el destino de nuestra sociedad.

No hay desarrollo sustentable sin un sector industrial dinámico y consolidado, capaz de competir en mercados globales de permanente cambio.

Pero este desafío no es sólo de las industrias. También lo debe asumir la Unión Industrial Argentina en su carácter de la entidad que las representa, para ello debe convertirse en una organización sólida, profesional, y permanentemente focalizada en atender las necesidades de sus socios.

Ahora bien, este es un camino de ida y vuelta que, como contrapartida, demanda el compromiso y la activa participación de todos, en un marco de firme unidad como la que hoy estamos presentando.

¿Qué significa reconvertir nuestra institución?

Pues ni más ni menos que transformarla por una parte, en generadora de propuestas para mejorar la competitividad de la industria y, por la otra, en una entidad que nos ofrezca más y mejores servicios.

Esta es una iniciativa ambiciosa, que ya hemos empezado a concretar con la profesionalización y las mejoras funcionales de los departamentos, la disponibilidad de bases de datos para los socios, la profundización del trabajo conjunto entre el sector público y el sector privado, la mayor interrelación con entidades educativas, la activa participación en los Foros de Competitividad de la Secretaría de Industria, Comercio y Pequeña y Mediana Empresa de la Nación, y la continuidad de los Foros Federales de la Industria profundizando su método de trabajo.

En tal sentido, la reorganización del CENI (Centro de Estudios sobre Negociaciones Internacionales), es una muestra significativa, que nos ha permitido realizar el seguimiento de las negociaciones comerciales internacionales a fin de fijar las posiciones institucionales en la materia y, simultáneamente, brindar asesoramiento profesional en materia de Comercio Internacional a un importante conjunto de entidades y empresas asociadas.

En suma, mejorar substancialmente la representatividad y elevar la calidad institucional constituyen metas explícitas de la Unión Industrial Argentina y deben serlo, también, de todas las entidades que la integran.

Estamos mirando hacia el futuro, impulsando un proceso que sabemos no será fácil, pero que resulta ineludible si queremos cumplir con la responsabilidad que, como empresarios, tenemos frente a nuestra sociedad.

Máxime teniendo en cuenta que estamos ante una oportunidad histórica: una macroeconomía estable, sin amenazas de nuevas crisis, con tasas de crecimiento relevantes y continuadas, y con la deuda externa renegociada sin haber sacrificado el crecimiento.

En este contexto compartimos la política cambiaria que tiene como objetivo mantener un tipo de cambio competitivo, y la decisión del Banco Central de intervenir activamente en el marco de un superávit fiscal sólido y reasegurando el necesario superávit comercial.

Una posición consolidada de reservas permite evitar la dependencia de los volátiles mercados financieros internacionales a la hora de cumplir con los compromisos externos asumidos.

Al mismo tiempo, este sólido superávit fiscal evita la competencia entre sector publico y privado por la toma de fondos en el sistema financiero.

Quiero asimismo destacar 2 cuestiones fundamentales de la acción de Gobierno: una, que los industriales compartimos su estrategia de negociar con firmeza con los organismos multilaterales de crédito.

La otra, la importancia que tiene para nuestras decisiones de inversión las políticas comerciales que resguardan a nuestro mercado interno de la competencia desleal, buscando al mismo tiempo la inserción de nuestros productos en el mundo de una manera inteligente y agresiva.

Finalmente, quiero resaltar la decisión oficial de priorizar el equilibrio de asimetrías a nivel productivo en el MERCOSUR, como paso previo a todo avance en la integración regional.

Señores, concluyo dejándoles cuatro afirmaciones.
• Para más crecimiento con equidad, más industrias.

• Para mejores salarios, más industrias.

• Para mejor calidad de vida, más industrias.

• Y para más empleos, más industrias.



La realidad del papel - Destruyendo mitos de FAIGA Vimeo en Vimeo.
 


Preimpresión - AGFA / Fundación Gutenberg de Fundación Gutenberg en Vimeo.
 

Para ver ediciones anteriores
Click Aqui